¿Alguna vez te has preguntado por qué algunos abuelos disfrutan de relaciones cercanas con sus nietos y otros no? Hay muchas circunstancias variadas, rasgos de personalidad y factores de estilo de vida que influyen en estas relaciones fundamentales. Sin embargo, la investigación ha encontrado algunos patrones claros que ayudan a determinar por qué algunos abuelos están más cerca de sus nietos que otros.

Los psicólogos sociales Merril Silverstein y Vern L. Bengtson, entre otros, han estudiado el concepto que denominan 'solidaridad intergeneracional'. Identifican seis factores clave que influyen en esta 'solidaridad' o cercanía en la relación.

Si bien algunos de estos factores están fuera de nuestro control, otros no lo están. El conocimiento de los componentes generales de la relación abuelo-nieto puede ayudarlo a concentrarse en lo que puede influir para construir vínculos más estrechos.

Proximidad fisica

No es sorprendente que la cercanía geográfica sea uno de los predictores más fuertes de una relación cercana entre abuelos y nietos. Esto puede estar fuera del control de algunos abuelos, aunque algunos han demostrado voluntad de mudarse para estar cerca de sus nietos.

Otra forma de desarrollar cercanía es visitarlos con frecuencia, si es posible. Pero la salud y el estado financiero de algunos abuelos pueden limitar los viajes. La distancia geográfica no es tan importante para los abuelos que están en forma, saludables y económicamente capaces de pagar el costo de las visitas frecuentes. viajes para ver a los nietos .

Aunque no hay sustituto para la interacción cara a cara, la tecnología ha hecho que sea más fácil construir una relación con los nietos a lo largo de los kilómetros. Muchos abuelos visitan a sus nietos a diario o semanalmente a través de FaceTime, Skype u otras plataformas de chat de video.

Los nietos mayores suelen apreciar los mensajes de texto, siempre que no sean demasiado frecuentes. Los sitios de redes sociales también son buenos para mantenerse en contacto con preadolescentes , adolescentes y nietos adultos jóvenes. La conclusión es que los abuelos amorosos pueden encontrar una manera de salvar la distancia, incluso si no pueden estar allí en persona.

Frecuencia de contacto

Los abuelos que se mantienen en contacto frecuente con sus nietos tienen relaciones más cercanas, pero la distancia física no es el único obstáculo para el contacto. De los padres divorcio comúnmente tiene un efecto drástico en el contacto entre nietos y abuelos. A menudo aumenta el contacto entre el padre con custodia y sus padres, y también aumenta el contacto con los nietos.

Sin embargo, los padres del padre que no tiene la custodia a menudo encuentran que su contacto con los nietos se ve muy reducido. Dado que las madres reciben con mayor frecuencia la custodia física, a veces los abuelos maternos tienen más oportunidades de pasar tiempo con sus nietos después de un divorcio, mientras que los abuelos paternos pueden tener un papel reducido.

Hoy en día, más padres están ganando la custodia y la custodia compartida Esta en lo alto. Quizás en el futuro, el divorcio no afectará la relación abuelo-nieto tan radicalmente como lo hace a menudo en la actualidad.

Abuelos maternos vs. paternos

El papel de los abuelos dentro de la familia

Cuando los abuelos brindan cuidado de niños para nietos o se convierten en padres reales o sustitutos de sus nietos, tienen una oportunidad mayor que el promedio para vincularse. Algunos abuelos pueden asumir más un papel de padres en lugar de funcionar como un abuelo típico.

Curiosamente, la investigación muestra que es el regularpresenciade los abuelos que redunda en la cercanía, más que en las funciones que éstos realizan. Si usted es un abuelo que es el tutor de sus nietos, los cuida, principalmente juega con ellos o los lleva de paseo, puede estar cerca de sus nietos.

Expectativas familiares

Los estudios muestran que las familias que esperan relaciones sólidas entre las generaciones tienen más probabilidades de tenerlas. Eso es porque a los niños se les enseña desde una edad temprana que los miembros de la familia comparten obligaciones. Esas obligaciones pueden incluir el cuidado de los niños y de las personas mayores, la asistencia financiera y el reparto general de tareas. Y la asistencia fluye en ambas direcciones: de los jóvenes a los mayores y de los mayores a los más jóvenes.

Es más probable que las familias que tienen este tipo de cultura demuestren fuertes lazos entre abuelos y nietos que las familias en las que la individualidad y la independencia encabezan la lista de valores. Estas familias también adoptan prácticas que mantienen unidas a las familias extendidas, como compartir las comidas con regularidad.

Vinculación emocional

Aunque los abuelos y los nietos a menudo reportan cercanía mutua, los abuelos pueden reportar un mayor grado de cercanía que la generación más joven. Eso es natural.

Cuando las familias trabajan como deben, los niños están más cerca de sus padres y hermanos. Los abuelos suelen ocupar su segundo círculo o grada de proximidad afectiva. A medida que los niños crecen, sus círculos se amplían y sus compañeros se vuelven de vital importancia para ellos. A veces, los abuelos pueden verse desplazados aún más.

Los abuelos, por otro lado, a menudo viven en un mundo de círculos cada vez más pequeños a medida que sus compañeros y parientes mayores mueren, se mudan o sufren problemas de salud graves. Sus hijos y nietos pueden llegar a ocupar un espacio mayor en sus vidas.

Lo que es importante, sin embargo, es que los abuelos que establecen lazos emocionales tempranos con los nietos encontrarán que esos lazos duran. Dichos lazos suelen sobrevivir al paso de los años ya los múltiples cambios que atraviesan ambas generaciones.

La investigación también muestra que la generación intermedia es de vital importancia para determinar la cercanía. Cuando los abuelos y sus hijos adultos están cerca, la cercanía con los nietos tiende a ser más natural y fácil.

Llegar a un consenso sobre los valores

Los nietos a menudo obtienen sus primeros valores de los padres y abuelos. Sin embargo, a medida que maduran, es más probable que desarrollen su propio conjunto de valores. Las familias están más unidas cuando comparten valores, pero pocas familias alguna vez estarán totalmente de acuerdo entre generaciones.

Los investigadores dicen que a veces se desarrolla una brecha generacional cuando las generaciones más jóvenes encuentran que las generaciones mayores carecen de tolerancia social e incluso son propensas a la hipocresía. Los abuelos ciertamente no necesitan abandonar sus valores y estándares, pero la voluntad de escuchar a la generación más joven puede ser muy útil. Y los abuelos deben asegurarse de practicar lo que predican.

El simple hecho de saber lo que constituye una relación bisabuelo-nieto no mejorará mágicamente los lazos familiares ni resolverá todos los problemas. Por supuesto, hay muchas cuestiones dinámicas personales y familiares en juego. Si un abuelo tiene perdido el contacto con sus nietos o tiene conflictos familiares profundamente arraigados, es posible que se necesiten más intervenciones o terapia familiar para restaurar estas relaciones.

Una palabra de Verywell

Recuerde que aunque todos estos seis factores pueden tener una gran influencia en la cercanía entre abuelos y nietos, la actitud de los abuelos es la más importante. Y aunque la investigación muestra que la devoción por los abuelos no siempre es un hecho, la relación abuelo-nieto puede prosperar cuando se hace el esfuerzo de construirla y mantenerla.

En otras palabras, los nietos no valoran automáticamente a sus mayores. En cambio, aprenden a valorar a sus abuelos individuales y la forma en que ocupan ese rol. En última instancia, es el abuelo que está decidido a construir una relación sólida y duradera con los nietos el que tiene más probabilidades de éxito.

Cómo crear tiempo de calidad con su familia